Los inversores del parqué estadounidense también se suman al carro de las ventas. Recogida de beneficios en Wall Street mientras los accionistas asumen que los pactos fiscales entre demócratas y republicanos no han zanjado el precipicio fiscal. Los futuros del S&P 500 ceden un 0,27%, los del Nasdaq un 0,17% y los del Dow Jones un 0,15% hasta los 13.311 puntos. En el mercado de divisas también el euro-dólar se debilita y desciende a 1,30 unidades, luego de haber rozado ayer las 1,33.

Ayer el mercado reaccionaba con excesiva euforia al acuerdo fiscal al que llegaban, fuera de calendario, los políticos estadounidenses. Con este pacto no se ha evitado el precipicio fiscal. Ni mucho menos. Sólo ha supuesto una patada más a la lata para aplazar la negociación sobre el recorte de gastos y la elevación del techo de deuda, negociaciones que prometen ser mucho más complicadas aún que las llevadas a cabo para aumentar los ingresos.

Con ello, y a imitación de lo que ya están haciendo las plazas europeas, los futuros estadounidenses vienen en negativo.

Además, este jueves los inversores, como antesala al definitivo dato de empleo mensual que verá la luz el viernes, conocerán las solicitudes semanales de desempleo y el informe mensual sobre empleos del sector privado de ADP.

En el plano empresarial, atentos a Starbucks porque ha anunciado que abrirá su primera tienda en Vietnam .

Entre los movimientos destacados de pre-apertura, Family Dollar cede un 4,90% tras reportar ganancias trimestrales inferiores a las esperadas. Por contagio, su competidora Dollar General también cede un 3%.