Los principales índices bursátiles de Estados Unidos se mantenían sin una dirección definida el viernes después del mediodía, en una sesión en la que se destacaban los ascensos de las acciones de bienes básicos y del sector energético.  El Promedio Industrial Dow Jones perdía 14 puntos a 8389 y el S&P 500 sumaba un punto a 907.
 En lo que va del mes, el Dow ha subido un 2,9% y el S&P un 3,9%, su tercer avance mensual consecutivo y lo que sería la racha alcista más larga para ambos índices desde el período de tres meses que culminó en octubre del 2007, cuando ambos índices tocaron máximos históricos.  El Índice Compuesto Nasdaq caía 4 puntos a 1747.  Las alzas observadas durante la primavera se han producido a medida que crece la opinión en Wall Street de que lo peor de la actual crisis financiera y recesión ha quedado atrás. La acción de General Motors cayó el viernes por debajo de 1 dólar a un mínimo histórico, en lo que constituye un hecho simbólico antes de la esperada declaración de bancarrota de la compañía automotriz.  Se espera que los tenedores de acciones ordinarias de GM pierdan toda su inversión con la reorganización propuesta bajo las leyes de bancarrota, que podría ser solicitada el lunes.  La acción de la fabricante de autos bajaba un 31% a 0,76 dólares, nivel inferior a su mínimo histórico de cierre de 98 centavos, registrado en 1933.