Se confirman las peores predicciones y las acciones estadounidenses caen con fuerza en la apertura tras el mal dato de creación de empleo. El Dow Jones pierde un 1,32% hasta los 11.314 puntos con ningún valor en positivo, el Nasdaq cae un 1,25% y el S&P 500 un 1,51%. En el mercado de divisas el euro cae a 1,42 dólares y, en el de materias primas, el West Texas cae a 86,22 dólares.

Malo, muy malo, peor. Así están calificando los expertos al dato oficial de empleo de agosto. En EE.UU. la tasa de desempleo de EEUU se mantuvo estable en agosto en el 9,1%, sin embargo, la economía americana sólo fue capaz de crear 17.000 empleos, cuando se esperaban hasta 75.000. Por otro lado, el dato de “nóminas no agrícolas”, se esperaba un crecimiento de 68.000 para el mes de Agosto, y sin embargo el crecimiento ha sido cero. Esto reaviva el fantasma de la recesión en EE.UU. y, según Alexis Ortega, director general técnico de Finangentes Gestión, “pone las cosas muy difíciles para Obama y para el país”.

Los inversores huyen despavoridos de los activos de riesgo y, no sólo Wall Street se hunde, el bono estadounidense a 10 años toca máximos de sesión y la rentabilidad se ubicaba en el 2,12%. Los inversores corren a resguardarse en el oro, cuya onza roza los 1.900 dólares, así como en el bund alemán, bono refugio por excelencia, cuya rentabilidad ha perdido el 2%.

Y como termómetro de toda esta incertidumbre, el índice VIX, que mide la volatilidad implícita en el S&P 500, se dispara y ya marca niveles superiores a los 37 puntos.

Entre los títulos más penalizados de Wall Street encontramos a Bank of America (6,70%) afectado por los datos de empleo y también por la demanda que presentará contra esta entidad y otras grandes financieras americanas La Agencia Federal de Finanzas de Estados Unidos por valorar erróneamente los títulos hipotecarios que se concedieron en plena burbuja inmobiliaria. JPMorgan se deja un 3,39% y Goldman Sachs un 4,35%.

Por su parte, Netflix cae más de 10% tras conocerse que Starz no renovará contrato para reproducir sus películas.

BANCOS COTIZADOS EN WALL STREET: