La desconfianza se apodera de los inversores de la Bolsa estadounidense. Los indicadores estadounidenses presentan ligero tono rojo en la preapertura, excepto el Dow Jones, que avanza un 0,08%, tras un defraudador informe de empleo privado. El euro se dispara a máximos de 17 meses, cotizando a 1,49 dólares, mientras que en el mercado de materias primas el West Texas se ubica en los 111 dólares.

A la espera de la apertura de mercado, el informe de empleo privado ADP bajó a 179.000 en abril, frente al anterior dato de 201.000 y frente a los 198.000 que esperaba el mercado.

Además, los resultados presentados por Time Warner, AOL y Kellogg también han sido negativos. El grupo de comunicación americano obtuvo un beneficio de 653 millones de dólares durante el primer trimestre, lo que supone un descenso de 10% con respecto a las cifras registradas en igual periodo de 2010.

AOL, por su parte, fue más allá, ganó 4,7 millones de dólares, lo que supone un empeoramiento de sus cuentas del 86,4%. Además, los ingresos cayeron un 17% hasta 551,4 millones debido al retroceso de suscriptores y publicidad.

La conocida marca alimentaria Kellogg redujo su beneficio un 12% en el primer trimestre al ganar 366 millones, quedándose por debajo de lo esperado por los expertos, si bien, las ventas por valor de 3.500 millones superaron los 3.400 millones que pronosticaban el mercado.

El contrapunto es Pepsico, que ha anunciado que elevará su dividendo trimestral en 51,5 centavos hasta 2,06 dólares por acción, lo que supone un incremento del 7%. La acción enfrenta una apertura positiva.