Después de tres días de recortes, Wall Street ha logrado terminar la última sesión de la semana con avances, gracias a la moderación de los precios del crudo, lo que alivió la preocupación por el coste del crédito y la inflación. Los rendimientos de bonos retrocedieron.
El promedio industrial Dow Jones cerró con avances del 1,19% hasta los 13.424,39 puntos. El índice Standard & Poor's 500 ganó un 1,14% por ciento y saldrá el lunes desde los 1.507 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq cerró en los 2.573 puntos tras recuperar un 1,27%. Avances insuficientes para evitar que el balance semanal recuperara el signo positivo. El Dow Jones perdió un 1,78%, el S&P500 cedió un 1,87%, mientras que el Nasdaq se dejó en torno al 1,5%.