La Bolsa de Nueva York está en camino de cerrar noviembre con una nota positiva tras el discurso del presidente de la Fed, Ben Bernanke, en el dejó entrever que los tipos de interés podrían volver a bajar. 'Los futuros apuntan a otra fuerte subida en Wall Street ya que continúa la especulación de que la Fed pueda bajar los tipos antes de final de año en un intento de evitar una recesión en 2008', dice Claire Collingwood, agente de CMC Markets. Según IG Index, el Dow Jones Industrial Average podría abrir con una subida de 84 puntos a 13.395, mientras que los futuros del Nasdaq 100 ganaban 17,50 a 2.118 y los del S&P 500 lo hacían 10,30 puntos a 1.481,70.
Collingwood añade que existe riesgo de toma de beneficios después de tres jornadas seguidas de ganancias, aunque cree que el mercado puede continuar al alza si los datos de hoy no son muy sólidos y elevan la preocupación sobre la inflación. El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo ayer que está a favor de una mayor flexibilidad en las tasas de interés dadas las expectativas económicas, lo que aumenta las expectativas de una bajada de tipos para el 11 de diciembre. Actualmente, los tipos de interés de la Fed están en el 4,5%. El día antes, el vicepresidente del banco central, Donald Kohn, dejo entrever la posibilidad de que se produzca una posible rebaja para diciembre. Durante la jornada hablarán más miembros de la Fed y habrá nuevos datos, como la renta personal de EEUU en octubre (14.30, hora peninsular española), del que se espera una subida del 0,4%, en línea con el crecimiento de septiembre, según la previsión medía de los analistas consultados por IFR Markets de Thomson. El gasto personal podría crecer un 0,4% en octubre, mientras que el deflactor del PCE, una de las medidas favoritas de la Fed para vigilar la inflación, podría subir un 1,8%, según analistas. Tras la apertura (15.45) se conocerá el PMI manufacturero de Chicago en noviembre y el gasto de construcción en el mismo mes (16.00). En el frente empresarial, Dell Inc se descontó ayer más del 6% en las plataformas electrónicas tras anunciar unos resultados de tercer trimestre peores de lo previsto y advertir sobre sus resultados a corto plazo.