El frenazo en la escalada de precios del crudo y la buenas cuentas de Dell no son suficientes para animar el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico. Signo dispar entre sus índices, mientras los reguladores estadounidenses abren una investigación sobre el mercado de futuros del crudo y las prácticas de trading llevadas a cabo, el barril del West Texas se modera y cotiza en el entorno de los 125 dólares. Además los datos macroeconómicos no traen ninguna sorpresa, salvo el PMI de Chicago que se mantiene en niveles de contracción en 49,1 puntos. Al comienzo de la sesión el Dow Jones cede un 0,05% hasta los 12.639 puntos, el tecnológico Nasdaq suma un 0,34% hasta los 2.516 puntos y el S&P 500 crece un 0,08% hasta los 1.399 puntos.
El crudo vuelve, una jornada más, a ser el protagonista de la sesión. Primero porque parece que frena su carrera de precios –en el entorno de los 125 dólares el barril de West Texas- y segundo porque su mercado de futuros está bajo sospecha. Los reguladores investigan las prácticas de trading llevadas a cabo en un entorno especulativo alarmante, según publica hoy el diario británico Financial Times. El organismo agregó además que ha estado investigando "la compra, el transporte, el almacenamiento y el trading del petróleo y contratos de derivados relacionados" desde diciembre de 2007. Las petroleras no comienzan demasiado bien la jornada, Exxon Mobile mantiene el tipo y sube un 0,43% y Chevron avanza un 0,35% Los datos macroeconómicos publicados no traen ningún sobresalto. El gasto de los consumidores estadounidenses creció el 0,2% en abril, en la línea de lo previsto, mientras que los ingresos aumentaron el 0,2%, una décima más de lo esperado. Al calor de estos datos, el dólar cotiza al alza frente al euro, después de ese informe del Gobierno estadounidense que demuestra la existencia de presiones inflacionarias. El euro se negociaba en 1,5501 dólares frente a los 1,5507 dólares del jueves por la tarde. Mientras tanto, la confianza del consumidor de Michigan cayó menos de lo esperado al situarse en los 59,8 puntos, sin embargo el índice manufacturero de Chicago se mantiene en niveles de contracción económica aunque sube más de lo esperado hasta los 49,1 puntos. De momento lo que importa a los inversores es ese descenso en el precio del barril de oro negro que junto con las buenas cifras de Dell protagonizan el comienzo de la sesión. El Nasdaq es el índice que más sube, un 0,34% mientras el Dow Jones de Industriales no termina de arrancar –pesa el dato de PMI en niveles de contracción -y cede un ligero 0,05%. Dell tira hacia arriba del tecnológico y es que el fabricante de ordenadores cerró el primer trimestre del ejercicio fiscal 2009, finalizado el pasado 2 de mayo, con un beneficio neto de 784 millones de dólares (505,9 millones de euros), lo que se traduce en un crecimiento del 4% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que le reporta un crecimiento del 7,89% en el valor de sus títulos. Su rival más directa, HP rebota un 0,34% en la apertura. Dell recoge los frutos de su buen balance, Merrill Lynch incrementa su recomendación desde neutral hasta comprar y Goldman Sachs y Bank of America han aumentado el precio del valor. El primero hasta 26 dólares desde 23, y el segundo hasta 29 dólares desde 23. Gráfico Dow Jones