Los tres indicadores ceden en la apertura del mercado americano y suman así la tercera jornada consecutiva en números rojos. Los datos de construcción de viviendas y de producción industrial este miércoles han llevado a Wall Street al terreno de las pérdidas, una situación que los resultados empresariales no han conseguido remontar.


Con este panorama, el Dow Jones cae a esta hora un 0,64% y retrocede hasta los 12.467 puntos en una jornada repleta de resultados. El gigante informático Hewlett-Packard ha querido presentar sus cuentas antes de la apertura del mercado americano. HP registró un beneficio un 5% superior al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 2.300 millones de euros. No obstante, ya se desplomaba en la apertura como consecuencia de las declaraciones de su CEO Leo Apotheker en las que aventuraba un segundo trimestre complicado.

No ha sido, no obstante, la única compañía. Tenemos sobre la mesa también los resultados trimestrales de Wal-Mart. El gigante de la distribución aumentó su beneficio un 3%, a pesar de la contracción del consumo. No ocurre lo mismo con Home Depot, centrado igualmente en las ventas que ha visto como sufría su balance el primer trimestre del año por las inclemencias climatológicas y todo ello con un aumento del 12% en sus ganancias trimestrales.

Con este panorama en el que los datos no ayudan a levantar el ánimo de los inversores, el tecnológico Nasdaq cede un 0,43% y se queda en los 2.771 puntos; mientras que el S&P 500 hace lo propio recortando un 0,30%, hasta los 1.326 puntos.

En cuanto a la economía estadounidense, hoy el mercado estaba pendiente de dos datos importantes relacionados con la vivienda y con la industria. En lo relativo a las viviendas, cayó un 10% los inmuebles de obra nueva durante el mes pasado en Estados Unidos. Mientras que la producción industrial refleja unos resultados planos que no hacen sino reflejar un sector manufacturero, que está dando señales de agotamiento.

Hoy, además, hemos conocido que LinkedIn –la red social para profesionales- ha elevado el precio de su OPV hasta un rango de 42-45 dólares por acción, frente al nivel anterior de los 32-35 dólares. La compañía mantiene su intención de lanzar al mercado 7,84 millones de acciones.