La Bolsa estadounidense abre en color mixto tras los malos datos de empleo privado. El Dow Jones cae un 0,16% hasta los 12.786 puntos, el Nasdaq sube un ligero 0,02% y el S&P 500 se deja un 0,15%. El euro se dispara hasta los 1,49 dólares, mientras que en el mercado de materias primas el West Texas cae a los 110 dólares.

A la espera de la apertura de mercado, el informe de empleo privado ADP mostró una reducción de la contratación en el sector privado. 179.000 trabajadores se incorporaron al sector privado en abril, frente al anterior dato de 201.000 y frente a los 198.000 que esperaba el mercado. Tras conocerse este dato, el dólar ha continuado debilitándose y el euro ha subido a 1,49 dólares.

La alfombra de presentación de resultados también se ha coloreado de rojo pero, lejos de recibir con glamour las cuentas empresariales presentadas hoy, castiga a sus protagonistas.

El grupo de comunicación americano Time Warner cede un 1,96% tras obtener un beneficio de 653 millones de dólares durante el primer trimestre, lo que supone un descenso del 10% con respecto a las cifras registradas en igual periodo de 2010.

Por su parte, Kellogg cae un ligero 1,17%. La conocida marca alimentaria redujo su beneficio un 12% en el primer trimestre al ganar 366 millones, quedándose por debajo de lo esperado por los expertos, si bien, las ventas por valor de 3.500 millones superaron los 3.400 millones que pronosticaban el mercado.

Se salva de la quema AOL, compañía que ganó 4,7 millones de dólares, lo que supone un empeoramiento de sus cuentas del 86,4%. Además, los ingresos cayeron un 17% hasta 551,4 millones debido al retroceso de suscriptores y publicidad. Sin embargo, la acción se dispara un 8,33%.

Pepsico ha anunciado que elevará su dividendo trimestral en 51,5 centavos hasta 2,06 dólares por acción, lo que supone un incremento del 7%. La acción abre plana.

Además, hoy Wall Street tiene un componente más, Renren. La red social china se ha adelantado a Facebook y ha debutado en Bolsa de la mano de Deutsche Bank y Credit Suisse con algo más de 500 millones de euros en títulos, con un precio de entre 8,1 y 9,4 euros, según la información de SEC norteamericana.