Los futuros avanzan una apertura en positivo gracias, según dicen los expertos consultados por Reuters, a que la deuda pública italiana sigue teniendo acogida en los mercados, a pesar de haber elevado el interés del bono a tres años hasta casi el 8%. American Airlines es el protagonista de la jornada en Nueva York después de haber anunciado que está en bancarrota con el objetivo de reestructurar sus costes salariales para volver a terreno positivo. El euro se mantiene en el 1,34.

Wall Street mantiene el rally alcista iniciado con rebotes de 8,2 puntos para el S&P 500, los futuros del Dow Jones de industriales que suben cerca de los 55 puntos y el tecnológico Nasdaq suma otros 8 puntos en la preapertura.

En sentido contrario cotizan a esta hora las acciones de la compañía American Airlines cuya matriz AMR se ha declarado en bancarrota acogiéndose al capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense y que, por tanto, afecta a sus dos ramas, la propia American Airlines y American Eagle. En su comunicado, el grupo explica que ha optado por acogerse a la Ley de Quiebras "con el objetivo de conseguir una estructura de costes y de deuda que sean competitivos en esta industria y para garantizar así la viabilidad a largo plazo” de la aerolínea. Sus títulos se desploman en la preapertura un 97% hasta los 64 céntimos.

A última hora del lunes, la agencia de calificación Fitch revisó el rating de Estados Unidos para mantenerlo exactamente igual que estaba, su triple ‘A’, y concede de plazo a Washington hasta 2013 para aprobar un ‘plan creíble’ que ponga fin a la burbuja déficit estatal.

Mientras, Europa cotiza con ligeras ganancias, a excepción del Ibex 35. Nuestro selectivo se deja un 0,25%, aunque mantiene los 8.000 enteros.