La bolsa neoyorquina avanza suave pero consolidando las metas alcanzadas en la jornada de ayer. Tanto Dow Jones como S&P500 se mantienen por encima de los niveles batidos el martes a pesar del dato de déficit estadounidense, peor de lo esperado por los analistas. JP Morgan acaba de anunciar un aumento de cinco centavos en su dividendo después de la publicación de los stress test de ayer y tras conocer a los perdedores de los mismos, entre ellos, Citi. El petróleo sigue al alza y el par euro/dólar encerrado en la lateralidad.

El Dow Jones mantiene la cota importantísima superada ayer demostrando la fortaleza de Wall Street. Repunta un ligero 0,15%, suficiente para aguantar por encima de los 13.190 puntos. Por su parte, el S&P 500, con ganancias similares, suma un 0,07% hasta los 1.396 enteros y el Nasdaq es el índice que más repunta, hasta un 0,30% al alza, en los 3.044.

Bank of America es el valor que lidera las ganancias dentro del Dow Jones, hasta un 2,4% de rebote y veremos si el mercado cotiza el suspenso de las cuatro entidades financieras que han suspendido, al menos, una de las exigencias de los stress test, entre ellas, Citigroup.

Por otro lado, la FED ofreció ayer una evaluación relativamente optimista de la economía estadounidense en un comunicado de su comité de política económica. El organismo presidido por Ben Bernanke valoró positivamente la mejora de los datos macro, especialmente del mercado laboral, pero mantuvo los tipos bajos y se abstuvo de descartar un QE3.

Continúan las tensiones comerciales con China después de que el presidente Obama anunciara que Estados Unidos, Japón y los países de la Europa occidental presentaría una queja comercial contra China por las restricciones a la exportación de minerales de tierras raras.

A nivel macroeconómico, Estados Unidos está hoy pendiente de dos datos. El primero de ellos, los precios de importación crecieron un 0,4% en términos interanuales, por debajo de lo previsto por los analistas que concedían a esta tasa hasta un 0,6% de mejora para el mes de febrero. Idéntica situación en su comparativa anual en la que aumentan un 5,5%, frente al 5,8% esperado por los expertos. Y el segundo, el que centra quizás la atención de los inversores, es el déficit estadounidense que se ha incrementado por encima de lo esperado hasta los 124.100 millones de dólares al cierre del cuarto trimestre del año, lo que supone el 3,2% del PIB. Según datos del Departamento de Comercio, durante el tercer trimestre la cosa fue aún peor con un desequilibrio de 107.600 millones, el equivalente al 2,7% del PIB.
El dato es peor que el consenso de analistas consultados por la agencia Bloomberg para el que se espera una media de 115.000 millones de dólares.


En el ámbito empresarial
Las marcas de moda de Vera Bradle y Guess darán hoy a conocer sus resultados trimestrales después del cierre del mercado. De Guess se espera que registre unas ganancias de 1,05 dólares por acción e ingresos por valor de 779 millones de dólares, según un sondeo de analistas de Thomson Reuters. De Vera Bradley se espera que reporte ganancias de 47 centavos por acción e ingresos de 130 millones de dólaers.

Divisas y materias primas: El dólar se fortaleció frente al euro, el yen japonés y la libra esterlina. Se coloca a esta hora en el 1,30 encerrado en tendencia lateral.

El petróleo para entrega en abril cayó 22 centavos, a 106,49 dólares el barril, día en que se dará a conocer el dato de inventarios de petróleo de Estados Unidos; mientras que el oro para entrega en abril cayeron 34,80 dólares, a 1,659.40 la onza.