La Bolsa de Nueva York, que abrió hoy en la indecisión, mostraba a media sesión una ligera tendencia al alza, a pesar de registrarse un incremento en el número de solicitudes del subsidio de desempleo y una caída de los pedidos de bienes a las fábricas de Estados Unidos. Los inversores se encuentran a la expectativa de conocer las cifras de empleo correspondientes al mes de septiembre que el Departamento de Trabajo de EEUU difundirá mañana y de ver si éstas tendrán algún impacto en la decisión de la Reserva Federal de modificar los tipos de interés en su próxima reunión. A media sesión, el índice Dow Jones de Industriales subía 3,26 puntos (0,02%), hasta las 13.971,31 unidades. El mercado tecnológico Nasdaq ganaba 2,71 puntos (0,10%), hasta las 2.732,14 unidades.