La Bolsa de Nueva York ha cerrado con signo dispar dividida entre la recuperación de los valores financieros, el repliegue del dólar y los temores de una eventual alza de tipos de interés en Estados Unidos: el Dow Jones ganó 0,08%, mientras que el Nasdaq perdió 0,43%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) avanzó 9,44 puntos a 12.289,76 unidades, mientras que el índice de alto componente tecnológico Nasdaq bajó 10,52 puntos a 2.448,94 unidades, según cifras definitivas de cierre. Wall Street estuvo desorientada durante casi toda la sesión, con el índice vedette Dow Jones y el SP 500 alternando entre el rojo y el verde. El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 3,32 puntos a 1.358,44 unidades (-0,24%).
Hora: 06:58 Fuente : Thomson Finacial 'Al final, la neta recuperación de los valores financieros y una esperada alza de las ventas de Coca-Cola en América Latina incitaron a los inversores a realizar algunas ventas', resumió Owen Fitzpatrick, analista del Deutsche Bank. Afectado en las últimas sesiones, el sector financiero habría llegado a un acuerdo con la Reserva Federal (Fed) estadounidense sobre las medidas a tomar para reducir el riesgo de hundimiento del mercado de crédito, muy golpeado por la crisis de los créditos a riesgo 'subprime', explicó Al Goldman de Wachovia Securities. Petróleo e inflación Convertido en la principal preocupación de los inversores a causa de su impacto negativo sobre el consumo, el precio del petróleo bajó fuertemente el martes, cotizando en torno a los 131 dólares el barril. Sin embargo, las declaraciones 'firmes' contra el riesgo inflacionario, formuladas la víspera por el presidente de la Fed, Ben Bernanke, provocaron confusión, según el analista. Bernanke subrayó que 'el riesgo de que la economía enfrente una desaceleración marcada parece haber disminuído durante el mes pasado', pero advirtió que un incremento de la inflación podría desestabilizar ese crecimiento. 'Bernanke da a entender que la Fed puso fin al ciclo de bajas de tasas y que su principal preocupación ahora es luchar contra la inflación, lo que se traducirá por un aumento de las tasas de interés', comprometiendo el consumo, comentó Goldman. El mercado obligatorio terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,099%, contra 3,992% en la noche del lunes, y el de los títulos a 30 años a 4,701%, contra 4,621%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.