La bolsa neoyorkina ha cerrado la sesión alcista, tras dos sesiones consecutivas a la baja, gracias un repliegue de los precios del crudo y a una mejoría en el mercado laboral. Así el Dow Jonesha ganado un 0,19% mientras que el Nasdaq ha subido un 0,67% en la sesión. La evolución del petróleo pesó fuertemente sobre el mercado y, después de superar la barrera de los 135 dólares, se replegó en torno a los 130 dólares por barril. Un hecho que tranquilizó en parte a los inversores.
El Dow Jones Industrial Average (DJIA) aumentó 24,43 puntos a 12.625,62 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq subió 16,31 puntos a 2.464,58 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 avanzó por su parte 3,64 puntos a 1.394,35 unidades (+0,26%). Precio del crudo, motivo de preocupación 'La evolución del petróleo pesó fuertemente sobre el mercado', resumió Al Goldman, analista de la casa de corretajes Wachovia Securities. Después de superar la barra de los 135 dólares este jueves, el barril de crudo se replegó en torno a los 130 dólares al cierre. El retroceso tranquilizó en parte a los inversores, que temen un incremento de la inflación, según los analistas del sitio de informaciones financieras Briefing.com. Pero los inversores se mantienen prudentes y se interrogan sobre las consecuencias de la disparada del petróleo sobre la economía estadounidense, ya debilitada por la crisis de los créditos inmobiliarios a riesgo 'subprime'. Esta continua alza del crudo se materializa en Estados Unidos por el aumento del galón de gasolina, que ya superó la barra simbólica de los cuatro dólares y provoca un encarecimiento de los productos alimentarios. En este contexto los inversores temen que el consumo, primer motor del crecimiento en Estados Unidos, se vea afectado, porque 'los ingresos de las familias se reducirán por (los mayores gastos en) el transporte y la alimentación', dijo Owen Fitzpatrick del Deutsche Bank. Por el contrario, el mercado laboral dio señales positivas, registrando un descenso de 9.000 solicitudes de beneficios por desempleo, a 365.000 inscripciones, contra 372.000 esperadas por los analistas. El mercado obligatorio bajó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,921%, contra 3,822% el miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,629%, contra 4,558%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.