La Bolsa de Nueva York cerró mixta este viernes tras una semana de sólidas ganancias, ante la probabilidad de una reducción de los tipos de interés estadounidenses: el Dow Jones subió 0,45%, mientras que el Nasdaq cedió 0,27%.El Dow Jones Industrial Average (DJIA), que subió en cuatro de cinco sesiones de la semana, ganó otros 59,99 puntos a 13.371,72 puntos y el índice Nasdaq, compuesto en su mayoría por valores tecnológicos, perdió por el contrario 7,17 puntos cerrando en 2.660,96 unidades.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 aumentó por su parte 0,78% (+11,42 puntos) a 1.481,14 puntos. Wall Street había logrado continuar su avance, sostenida por las previsiones cada vez más generalizadas de una nueva reducción de las tasas de interés estadounidenses a fin de impulsar a la economía. Reducción de tipos, bien recibida Sin decirlo claramente, el presidente de la Reserva Federal (Fed) Ben Bernanke dejó la puerta abierta a una nueva flexibilización monetaria en su discurso del jueves, que 'alimentó las especulaciones de un descenso (de las tasas) desde el mes próximo', según Al Goldman, de AG Edwards. 'La previsión económica es siempre difícil, pero las tensiones actuales en los mercados financieros hacen que la incertidumbre sea mayor que nunca', subrayó Bernanke. Pero Wall Street se agotó en la segunda mitad de la sesión. 'La apertura fue un poco exhuberante y el mercado se encontró ante demasiadas compras, luego de una muy fuerte progresión comenzada el martes', estimó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. Los inversores abandonaron el mercado obligatorio. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,972%, contra 3,940% en la noche del jueves y el de los títulos a 30 años a 4,403%, contra 4,349%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.