La principal bolsa del mundo vuelve a la normalidad tras la celebración del Día de la Independencia y lo hace con pérdidas. La previsible rebaja de tipo por parte del BCE se ha cumplido , mientras los datos macroeconómicos acompañan en Nueva York. El empleo ha vuelto a dar una alegría a los inversores estadounidenses que ven en él la recuperación del consumo , aunque de momento no ha sido suficiente para mantener la racha en positivo que avanzaban los futuros. Cede el Dow Jones en la apertura hasta los 12.886 puntos, con una caída del 0,4%.

Cede el índice de industriales, al igual que sus homólogos estadounidenses. El tecnológico Nasdaq pierde un 0,20% hasta los 2.970 enteros, mientras que el S&P 500 aguanta los 1.365 puntos cuando en los primeros compases recorta algo más de las tres décimas.

En terreno macroeconómico, las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos registraron una caída en 14.000 solicitudes en la semana que finalizó el pasado 30 de junio hasta un total de 374.000 peticiones, según datos del Departamento de Estado. Y lo importante es que mejoran incluso la previsión del consenso de analistas que esperaban una reducción de hasta las 385.000 peticiones, tal y como recoge la agencia Bloomberg.

Además, la gran procesadora del empleo privado, el ADP americano, recoge un incremento de los puestos de trabajo creados en junio, hasta 176.000 personas, frente a los 136.000 del mes de mayo.

El dato es también mucho mejor de lo que habían previsto los analistas consultados por Bloomberg, que esperaban una creación de 100.000 puestos de trabajo.

Para el índice ISM servicios de junio se espera un dato final del 53,0, frente al 53,7 del mes anterior.

En el apartado empresarial, no están programadas presentaciones de resultados, por lo que la atención se centrará en Barclays, tras el escándalo de la manipulación del euríbor.

El dólar sube frente al euro tras la decisión del Banco Central Europeo de reducir los tipos de interés hasta su mínimo histórico, el 0,75%, y pierde posiciones frente a la libra esterlina el día también en que el Banco de Inglaterra ha anunciado el mantenimiento de tipos en el 0,5%.

El petróleo para entrega en agosto subió 13 centavos, a 87,79 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en agosto cayeron 4,30 dólares, a 1,617.50 la onza.

Y en el mercado de deuda, el precio de los bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU. subió, empujando el rendimiento hasta el 1,59%, frente al 1,63% del martes.