Wall Street comienza la última sesión de la semana en negativo. El selectivo de la bolsa americana - el Dow Jones- partió en los 9.375 puntos tras ceder un 0,2%. Un descenso que se produjo después de conocer el dato de IPC que se mantuvo sin cambios en julio  aunque en tasa interanual bajó un 2,1% superando las previsiones. El resto de índices ceden también en la apertura: el Nasdaq pierde un 0,40% mientas que el S&P500 marca en los 1.0009 puntos su primer movimiento, tras un receso del 0,34%.