Wall Street apunta al alza con el optimismo sobre un posible acuerdo sobre el 'fiscal cliff', aunque ya ha comenzado a ser una excusa demasiado manida. Apple, sin embargo, protagoniza un desplome difícil de controlar el día que ha dado a conocer ventas récord de su iPhone 5 en China al tiempo que ha perdido un nuevo pleito sobre patentes. Sin caer en el desasosiego, el S&P 500 mantiene la cota de los 1.415 puntos en un intento por salvar el rally navideño. Mientras, el par euro/dólar sigue en el nivel del 1,31
 
Parece que las partes se van acercando. El republicano y presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, abrió la puerta este domingo a posibles subidas de impuestos y ciertos cambios fiscales de cara a favorecer un posible acuerdo sobre el 'fiscal cliff'.  Frente a las áridas palabras de los últimos días, Boehner parece sentirse más próximo a las tesis del presidente de Estados Unidos respondiendo quizás al clásico juego de la política por aquello de 'apurar tiempos'. 

Dentro del mercado el protagonista es una jornada más Apple. De un lado, la compañía de la manzana ha perdido, por primera vez en meses, un caso por la ilegal utilización de tres patentes relacionadas con la tecnología de los dispositivos móviles de una compañía formada por Nokia y Sony, entre otras. 

Por otro lado, el bueno quizás, es la venta de más de dos millones del nuevo iPhone 5 durante los tres primeros días de comercialización en China. Un dato no suficiente para evitar el desplome continuado del valor al borde de perder los 500 dólares por título de la compañía. 

COTIZACIÓN APPLE (FUENTE: YAHOO FINANCE)



A este desplome bursátil, se suma la salida al mercado el próximo 30 de enero de la  plataforma BlackBerry 10 (BB10) de su directo competidor RIM. Se trata de un sistema operativo con el que el fabricante de BlackBerry se juega la vida en su intento por recuperar parte del mercado perdido en los últimos años.

Así las cosas, y teniendo en cuenta la ponderación de Apple dentro del selectivo tecnológico, el Nasdaq abre al alza un 0,12% hasta los 2.974 puntos. No es el indicador que más sube, sino que este es el Dow Jones de industriales repunta un 0,29% hasta los 13.172 puntos, mientras que el S&P 500 no consigue mantener el importante soporte de los 1.420 puntos, pero sí aguanta por encima del 1.415 con unas ganancias muy tímidas del 0,29%. 

Casi la única referencia macroeconómica de la jornada se refiere al índice manufacturero de Nueva York que se sitúa en diciembre en los -8,1 puntos, desde los -5,22 de noviembre, en negativo por quinto mes consecutivo.
La evolución del indicador ha sido mucho peor de lo que esperaba el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto, de media, una lectura de -1,00 enteros.

En terreno de Forex, el euro logra mantener por segunda jornada consecutiva el nivel del 1,31 en su cambio frente al dólar en plena política expansiva de la Reserva Federal. Asimismo, el barril Texas se vende a futuro hoy en los 87 dólares, con un ligero avance en el mercado, mientras que la onza de oro regresa al nivel de los 1.700 dólares después de varias jornadas a la baja.