La Bolsa de Nueva York abandonó hoy las pérdidas con que inició la jornada y, en la media sesión, el Dow Jones de Industriales subía el 1,84%, alentado por el ánimo comprador de los inversores después de cuatro días consecutivos de retrocesos. Ese indicador, que incluye a algunas de las mayores empresas estadounidenses, avanzaba 152,96 puntos en el ecuador de la sesión y se situaba en 8.452,82 unidades. El selectivo S&P 500 subía un 1,8% (16,2 puntos) para llegar a las 917,14 unidades, mientras que el Nasdaq ganaba el 1,72% (30,76 puntos) y se situaba en 1.823,1 unidades. Pese a haber empezado la jornada en números rojos después de que el Gobierno de Estados Unidos difundiera datos de desempleo algo desalentadores, hacia la media sesión el parqué neoyorquino se dejaba llevar por el optimismo, al comprobar que el ritmo de contracción de la economía estadounidense se está frenando. El Gobierno aseguró hoy que el Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense se contrajo a una tasa anualizada del 5,5% en el primer trimestre del año, frente al 6,3% de los tres meses anteriores.