La cadena de supermercados estadounidense Wal-Mart obtuvo un beneficio neto atribuible de 14.335 millones de dólares (10.561 millones de euros) en su ejercicio fiscal 2010, que concluyó el pasado 31 de enero, un 6,9% más en comparación con los 13.400 millones de dólares (9.872 millones de euros) que ganó en el año anterior, según informó la compañía en un comunicado.
Los ingresos de la cadena de supermercados alcanzaron los 408.214 millones de dólares (300.714 millones de euros) en su año fiscal 2010, un 0,9% más en comparación con los 404.374 millones de dólares (297.910 millones de euros) que registró en el ejercicio anterior.

En el cuarto trimestre de su año fiscal 2010, Wal-Mart ganó 4.632 millones de dólares (3.414 millones de euros), un 21,1% más que los 3.792 millones de dólares (2.795 millones de euros) del año anterior. La facturación alcanzó los 113.651 millones de dólares (83.790 millones de euros), un 4,5% más que los 108.747 millones de dólares (80.207 millones de euros) que ingresó en el mismo periodo del ejercicio fiscal 2009.

El presidente y consejero delegado de Wal-Mart, Mike Duke, destacó que estos "excepcionales resultados" han superado las expectativas de la compañía y aseguró que reflejan la "fortaleza" de su negocio y sus estrategias para mejorar el valor para los accionistas a través de "la generación de crecimiento, el apalancamiento de los gastos y la mejora de los rendimientos".

De cara a 2010, la compañía prevé un incremento de los gastos más lento que el de las ventas, así como que continúe el fuerte crecimiento de su división internacional, mientras que reconoce que las ventas en Estados Unidos serán "más difíciles" en el primer trimestre. "Seguimos enfocados en hacer crecer las ventas de primera línea y esperamos una mejora en los Estados Unidos a lo largo del año", agregó.