La aerolínea presidida por Josep Piqué ha cerrado junio con un balance que contrasta con los buenos datos del mismo periodo del año anterior.

La aerolínea de bajo coste Vueling registró en el primer semestre unas pérdidas de 19,5 millones de euros frente a beneficios de 7,1 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior, según informa la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de negocios semestral alcanzó los 356 millones de euros, lo que representa una mejora del 1% con respecto al mismo semestre del ejercicio precedente.

No obstante, la compañía aérea recalca que logró registrar un beneficio neto positivo en el segundo trimestre de 3,6 millones de euros "a pesar del aumento de los precios del crudo".