La aerolínea de bajo coste Vueling Airlines informó que a fecha de hoy su posición de caja supera los 110 millones de euros, lo que la sitúa en una posición privilegiada respecto a otras compañías del sector. En una nota de prensa el director financiero-corporativo de Vueling, Antonio Grau, señala en relación a la caja que esta situación se mantendrá en el mes de febrero de 2008, el momento de menor nivel de caja del grupo por la estacionalidad del negocio, explica. Además el directivo apuntó que las ventas están respondiendo con normalidad para lo que corresponde a esta época del año.
Vueling sale así al paso a las dudas planteadas por algunos analistas sobre su situación de flujo de caja después de que ayer la compañía anunciara un recorte de previsión para 2007 por segunda vez en este semestre debido a factores como el encarecimiento del carburante o condiciones del mercado que merman sus ingresos. Goldman Sachs rebajó hoy su nota de 'neutral' a 'vender' para el valor ante la perspectiva de nuevos retos para la compañía en materia de flujo de caja. Según el banco de inversión Vueling puede llegar a tener problemas de flujo de caja, señala el banco, que advierte que, tras las noticias negativas suministradas por la compañía, los clientes pueden optar por cancelar sus reservas, teniendo un impacto sobre el fondo de maniobra. Lo mismo ocurriría si los proveedores, preocupados por una posible suspensión de pagos, decidan exigir los pagos con antelación, dice Goldman.