El fabricante de vehículos pesados sueco Volvo obtuvo un beneficio neto de 11.212 millones de coronas suecas (1.265 millones de euros) en 2010.

Con estos resultados Volvo sale de las números rojos tras registrar en 2009, una pérdida neta de 14.685 millones de coronas suecas (1.657 millones de euros).

La ganancia antes de impuestos fue de 15.514 millones de coronas suecas (1.751 millones de euros), cuando un año antes se habían registrado unas pérdidas de 20.573 millones de coronas suecas (2.322 millones de euros).