La planta que posee el fabricante alemán de automóviles Volkswagen en Landaben (Navarra) podría superar en 2009 el volumen de producción alcanzado durante ejercicio pasado, que fue el mayor de los últimos ocho años, gracias a la llegada de la quinta generación del Polo, según informó el máximo responsable de Compras del grupo Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz. El también presidente de la patronal de fabricantes de automóviles española (Anfac) indicó, durante la presentación de la nueva generación del modelo Polo, que llegará al mercado nacional el próximo mes de septiembre y del que la firma tiene previsto fabricar unas 250.000 unidades anuales en la planta de Landaben, cifra que, según García Sanz, podría incrementarse gracias a las ayudas directas a la compra puestas en marcha en diferentes mercados europeos que podrían ocasionar un incremento de la demanda de este coche.