El fabricante de automóviles Volkswagen mantiene según lo previsto sus planes de construir una nueva planta de producción en Chattanooga, en Tennessee (Estados Unidos) que entrará en funcionamiento en 2011, con el fin de triplicar las ventas de la firma Volkswagen en el mercado estadounidense en 2018, informó hoy la empresa. La corporación alemanas señaló que esta nueva fábrica en la que invertirá 1.000 millones de dólares (690 millones de euros al cambio actual) nacerá con la intención de permitir a la empresa alcanzar unas ventas de 800.000 coches de la marca Volkswagen en Estados Unidos en 2018.