El operador británico cerrará la operación como muy tarde en el mes de noviembre con la empresa india Essar.

Vodafone, por tanto, se ha hecho con el 33% de Vodafone Essar Limited que ya controlaba a través de una ‘joint venture’ conjunta entre ambas operadoras.

Esta operación se ha cerrado gracias a la opción de venta ejercida por Essar de un 22% de VEL, opción tras la cual Vodafone decidió ejercer su derecho de compra sobre el 1% restante de la sociedad. Tras esta operación, Vodafone controlará el 75% de VEL.