Portugal Telecom ha sorprendido al mercado con unos resultados que han batido, con creces, las estimaciones de los analistas. La operadora portuguesa ha registrado un beneficio de 429,1 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 7% respecto a igual periodo de un año antes, gracias a los ingresos generados por la brasileña Vivo, de la que también es accionista la española Telefónica.
Durante los primeros seis meses del año, los ingresos de Portugal Telecom ascendieron hasta los 2.956 millones de euros, un 5,4% más. La compañía lusa compensó la caída de su cifra de negocio en telefonía fija con los mayores ingresos generados por la telefonía móvil y especialmente los generados en Brasil a través de Vivo. Vivo, que está controlada a partes iguales por PT y Telefónica logró la mayor aportación al ebitda del grupo luso. De hecho, el resultado bruto de explotación en el primer semestre creció un 15,2%, al situarse en los 1.147 millones de euros.