A lo largo de los últimos 9 meses la acción ha experimentado amplios bandazos hasta llegar a la zona de apoyo comprendida entre 18,74 / 18,50.

Identificamos estos niveles como la línea de cuello de una formación de Hombro-Cabeza-Hombro, H-C-H. La ruptura de 18,50 confirmaría esta figura chartista de giro a la baja y dejaría al precio sin apoyo significativo hasta la zona de mínimos alcanzada en 2.010 y 2.009, 13,60 y 16,17 respectivamente.
 
En este contexto calificamos a 18,50 de nivel clave. Por la parte superior, la recuperación de la primera resistencia establecida en 19,78 alejaría los temores.




Vivendi en gráfico semanal