El grupo francés de comunicación y entretenimiento Vivendi concluyó 2009 con un beneficio atribuido de 830 millones de euros, un 68,1% por debajo del resultado del ejercicio anterior, debido al impacto de diferentes elementos extraordinarios, ya que su beneficio ajustado alcanzó los 2.585 millones, un 5,5% menos que en 2008, informó la empresa.
En concreto, el resultado de Vivendi incluyen un impacto de 750 millones por elementos fiscales, así como otros 1.056 millones por amortizaciones de activos intangibles adquiridos por la multinacional.

La cifra de negocio del grupo se situó en 27.132 millones de euros, un 6,9% más, impulsada por el crecimiento del 45,3% de su filial de videojuegos, Activision Blizzard, así como el aumento del 7,6% de la facturación de SFR y del 3,6% de Maroc Telecom, mientras que Universal Music facturó un 6,2% menos y Canal + se mantuvo en niveles similares a los del año anterior.

En el cuarto trimestre del año, Vivendi registró pérdidas de 958 millones de euros, un 30,5% inferiores a los 'números rojos' del año anterior, mientras que sus ventas se mantuvieron estables en 7.607 millones.