El grupo francés de comunicación y ocio Vivendi controla el 99,17% del capital social de la operadora brasileña GVT tras la conclusión de su oferta de adquisición, que registró una aceptación del 93,58% del capital flotante de la brasileña. De este modo, la multinacional francesa supera el umbral de dos tercios del accionariado fijado por la legislación brasileña para cancelar el registro de GVT como compañía cotizada. Asimismo, la compañía explicó que convocará una asamblea extraordinaria de accionistas con el objetivo de adquirir el resto de acciones que aún no controla al mismo precio abonado en su oferta.