Visa Europe cerró 2010 con un beneficio antes de impuestos de 76 millones de euros, mientras consolidó su negocio en Europa.
Visa Europe reportó el pasado ejercicio unos ingresos totales de 879 millones de euros. Tras un reembolso de ingresos a sus entidades financieras miembro de 158 millones de euros, Visa generó un beneficio antes de impuestos de 76 millones de euros que se han mantenido para apoyar el capital y las reservas, que alcanzaron los 574 millones de euros.

El gasto con tarjetas Visa en Europa creció por encima del 16% en 2010 hasta alcanzar un total superior al billón de euros, tal y como indican los resultados hechos públicos por Visa Europe hoy. Ese crecimiento significa que uno de cada ocho euros gastados por los consumidores en Europa se pago con una tarjeta Visa. "Visa Europe está centrada en convertirse en el sistema de pago preferido para cada vez más europeos”, según declaró Peter Ayliffe, consejero delegado de Visa Europe, durante la presentación de los resultados anuales en Madrid