El resultado neto de explotación creció un 14,5% respecto al año 2009, alcanzando los 62,9 millones de euros.


Vidrala aumentó también el volumen de ventas que llegaron hasta los 405,9 millones de euros, un 6,15% más que el ejercicio anterior, según ha hecho público la CNMV.

La firma industrial atribuye el aumento en su beneficio del 21,1%, con 49,6 millones de euros, a la mejora de la eficiencia industrial.