La crisis económica y financiera ha cambiado el aspecto de las materias primas. El papel del oro – un metal precioso que ha sido protagonista del año- la revalorización del dólar frente al euro y las distintas medidas tomadas por las economías europeas para atajar la crisis ha devuelto a estos activos el papel de “refugio”. Sin embargo, los expertos consideran que a la hora de estar en materias primas: el acero es el claro ganador. ¿El motivo? Será el más demandado en caso de una recuperación económica.
Oro, plata, petróleo…pero también hierro, cereales o arroz. Cualquier activo que ‘huela’ a materia prima goza del favor de los expertos en estos momentos. Y es que el ‘refugio’ se demanda más que nunca en un momento en que, ni la situación económica ni el escenario bursátil, permite estar tranquilos a los inversores. Se habla del oro- activo que en el año se revaloriza un – y que parece que seguirá haciéndolo porque “sigue siendo alcista”, reconoce Jorge del Canto, analista técnico independiente. Un activo que “presenta unos mínimos y máximos ascendentes y además es especialmente atractivo en un entorno de debilidad del euro”, reconoce este experto. Un activo que además ha tenido una apreciación adicional por la revalorización del euro frente al dólar. De hecho, una de las recomendaciones que Miguel Freijo, director de ventas de IG Markets expresa eera “la de compra dólares y oro. Cuando la divisa norteamericana se estabilice, el oro aun tendrá recorrido para alcanzar máximos históricos”.

Un descanso ¿para volver a subir?

Los expertos tienen claro que a la hora de invertir hay que diferenciar entre el oro y el resto de las materias primas. Miguel Llorente, gestor de Capital at Work cree que “el precio de estos activos ha ido variando en función de la demanda que ha habido en el mercado”. Y de nuevo, los países emergentes – no sólo China, sino también Latinoamérica, Brasil- “tienen crecimientos importantes que han hecho que no hayan caído como podría ser la demanda de las materias primas”. Llorente admite que “a poco que se recuperen las economías occidentales, estas materias seguirán tirando para arriba y sí podrían ser interesantes en los próximos años”.

Eso en el largo plazo pero en el corto, la crisis de la deuda griega y las medidas económicas adoptadas por China están presionando a la baja. Rodrigo Andaur, de Fit Research reconoce que “los precios de las commodities han estado a la baja igual que los mercados de acciones por las turbulencias que estamos viendo en Europa y algunos ruidos en China, uno de los mayores demandantes”. En este sentido, “estarían reduciendo sus compras de materias primas a la espera de correcciones en los precios y, mientras tanto, utilizando los stocks que han acumulado en el último mes”. Sin embargo, José Manuel Pazos, director de Omega IGF reconoce que “esta revalorización se ha debido a una mejora en las expectactivas económicas. El panorama que nos queda es más de moderación de precios que no de lo contrario”.

Unas incertidumbres que también han lastrado la evolución del petróleo. Un activo para el que también se auguran alzas. Antonio Castilla, responsable de CGA Patrimonios advierte de que “las expectactivas que tenemos son buenas sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de 70-80 dólares por barril”. En el mismo escenario se mueve Miguel Freijo quien reconoce que “estamos hablando de un barril por encima de los 70 dólares. Sin embargo, las petroleras podrían ser de nuevo castigadas por una regulación más estricta aunque no será difícil ver al oro negro recuperando los 80 dólares incluso gracias al potencial que presentan las economías emergentes”.

Pero el potencial alcista no sólo depende de estos activos. Otros metales, como el hierro, también podrían vivir su particular rally. ¿El motivo? Hay que entender que de las materias primas “es de la que más consumo se deriva y si hay crecimiento económico todo el tema de infraestructuras, ingeniería y la parte industrial necesitará de esta materia prima”, admite el expeto de CGA Patrimonios.

Y ¿cómo rentabilizar esa inversión? A través de fondos de inversión. Eso sí, no todos valen. Castilla reconoce que “es difícil invertir en fondos que inviertan directamente en la materia prima porque la mayoría lo hace en empresas derivadas de la misma: mineras, extractoras de petróleo, explotación….”. Sin embargo, el fondo de BlackRock replica bastante la evolución de las materias primas “recoge su tendencia tanto al alza como a la baja pero son fondos de mucha volatilidad y cuando hay subidas son buenas pero en las bajadas también sufren bastante”. Este experto además reconoce que el Parvest Agriculture invierte en el setor del trigo, cereales….

En colaboracion con Gestiona Radio.