Las velas son una técnica utilizada en Japón desde hace siglos que sirve para analizar todo tipo de mercados en base a los gráficos de las cotizaciones históricas.

Posteriormente, en los años 80 Steve Nison las utilizó en Occidente para analizar escalas temporales en los gráficos de acciones, índices, materias primas, divisas, etc.

Las velas japonesas tienen figuras de vuelta y de continuación:
- Las de vuelta indican que lo más probable es que la tendencia actual se detenga, dando lugar a una tendencia de signo contrario o lateral. Por ejemplo, si tras una tendencia alcista aparece una figura de vuelta lo más probable es que la tendencia alcista termine, dando paso a una tendencia bajista o lateral.
- Las figuras de continuación refuerzan la validez de la tendencia que se está desarrollando. Si en mitad de una tendencia alcista aparece una figura de continuación lo más probable es que la tendencia alcista continúe.


Ventajas de las velas japonensas
Una de las principales ventajas de las velas japonesas es que ofrecen mucha información sobre los puntos de giro y consecuentes cambios de una tendencia, antes de que lo haga el análisis técnico occidental.

La compatibilidad entre el análisis técnico, el fundamental y las velas japonesas es total. Por ejemplo, un inversor se puede ayudar del análisis fundamental para decidir dónde invertir y usar el análisis técnico y las velas japonesas para saber cuándo. De hecho, análisis técnico y velas japonesas pueden utilizarse en el mismo gráfico.

La colocación de los stop-loss en los gráficos de velas japonesas se realiza con los mismos métodos que en los gráficos de barras.


Desventajas de las velas japonesas
En las velas japonesas es posible ver información como las zonas de sobrecompra o sobreventa, las divergencias, etc.

Tampoco permiten calcular objetivos de precios, algo que sí es posible hacer con muchas figuras y técnicas del análisis técnico como los canales de tendencia, hombro-cabeza-hombro, dobles techos y suelos, retrocesos de Fibonacci, etc.


Tipos de velas japonesas
Figuras de vuelta principales
1. Martillo y hombre colgado: La forma de la vela es la misma, pero según dónde aparezca recibe un nombre u otro. En ambos casos suele marcar el final de la tendencia.
2. Envolvente alcista y bajista: Este patrón está formado por 2 velas. El cuerpo de la 2ª vela es de distinto color que el de la primera y además lo envuelve completamente.
3. Nube oscura: Es una figura de vuelta bajista, por lo que aparece al final de una tendencia alcista. Es un patrón formado por 2 velas.
4. Pauta penetrante: Es una figura de vuelta alcista que aparece al final de una tendencia bajista. La pauta penetrante está formada por 2 velas, ambas de cuerpo grande.
5. Estrella del amanecer: Es una figura de vuelta alcista, por lo que debe aparecer al final de una tendencia bajista y no es relevante si aparece en mitad de un movimiento lateral. Está compuesta por 3 velas.
6. Estrella del atardecer: Es la alternativa bajista a la estrella del amanecer. Por tanto es una figura de vuelta bajista y aparece al final de tendencias alcistas. En medio de un movimiento lateral pierde su significado.
7. Estrella fugaz y martillo invertido: La estrella fugaz es una figura de vuelta bajista, por lo que debe aparecer al final de una tendencia alcista y pierde importancia en medio de un rango lateral. Es el patrón inverso al martillo.
8. Tres montañas y tres ríos: Las tres montañas equivalen a un triple techo y los tres ríos a un triple suelo.



Si desea información más detallada sobre las velas japonesas y otras pautas de análisis técnico, suscríbase a nuestra revista y recibirá gratuitamente el "Manual de Análisis Técnico" de Estrategias de Inversión.