El secretario de estado de Economía, David Vegara, insistió hoy en que el Gobierno no prevé un panorama deflacionista en los próximos meses, si bien admitió que sí es probable que haya datos negativos de inflación. En conferencia de prensa, Vegara opinó así tras saberse hoy que el Índice de Precios de Consumo (IPC) se redujo al 0,7 por ciento en febrero en tasa interanual, después de que los precios no variaron en tasa mensual, debido, sobre todo, al descenso del petróleo, al efecto de las rebajas y, en menor medida, a la moderación de los alimentos. Vegara descartó la posibilidad de deflación, máxime teniendo en cuenta que la inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y de los alimentos frescos-, a pesar de reducirse cuatro décimas y situarse en el 1,6 por ciento, "continúa por encima del 1 por ciento", lo que, a su juicio, contradice "una espiral deflacionista".