El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha sentenciado que la entrada en suspensión de pagos de Grecia "no es una alternativa" porque el "riesgo de contagio" a otros países de la eurozona es "grande".


"El riesgo de contagio, de impago, de reestructuración o de abandono de la eurozona es tan grande que no podemos correr ese riesgo", ha dicho Van Rompuy.

Las declaraciones del ex primer ministro belga se producen horas después de que el Gobierno griego anunciara nuevas medidas de ajuste en el sector público para garantizar el cumplimiento de los pagos en octubre.

La llamada 'Troika', integrada por representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, viajará la próxima semana a Atenas para supervisar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el país heleno.

Las miradas se viran a Grecia y su maltrecha situación económica que ayer llevó a las autoridades helenas a poner en marcha nuevas medidas de ajuste: recortarán nuevamente las pensiones y enviarán a 'la reserva', un paso previo al despido, a 30.000 funcionarios este año. Todo ello para que la Troika se decida a desbloquear el segundo tramo del rescate y no caer en suspensión de pagos.