El banco de inversión alemán Hypo Real Estate, que es la entidad de primer nivel que más se ha visto afectada por la crisis financiera, necesita en torno a 10.000 millones de capital fresco, según desveló la compañía JC Flowers, uno de sus principales accionistas. De momento, el Gobierno alemán está trabajando en un plan para rescatar y mantener a flote a la entidad prestamista muniquesa, a la que ya ha echado una mano para que recaude más de 100.000 millones de euros en garantías y prestamos. Ahora, Berlín quiere inyectar capital fresco y tomar el control del banco, aunque se ha topado con la oposición de un grupo de inversores encabezado por JC Flowers y que pretenden recibir una compensación de alrededor del 25% de su participación en Hypo.