Un informe interno de Société Générale sobre las operaciones no autorizadas y arriesgadas de su ex operador de mercados Jerome Kerviel, por las que el banco perdió 4.900 millones de euros, deja en entredicho a los superiores inmediatos del operador, informa hoy el International Herald Tribune. El informe, obra de la inspección general del banco francés y supervisado por una firma de auditoría internacional, debe ser divulgado esta tarde. Según el diario estadounidense editado en París, los dos superiores inmediatos de Kerviel están inmersos en un proceso de despedido por parte del banco, al igual que el empleado que hacía las funciones de asistente del operador.