El coste de un empeoramiento de la crisis económica para los bancos y cajas de ahorros españolas alcanzaría los 22.000 millones de euros, de los que 5.000 millones corresponderían a los bancos comerciales y los 17.000 millones restantes a las cajas, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI).
No obstante, la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn señala en un anexo dedicado al sistema financiero español en el primer capítulo de su 'Informe de perspectivas económicas' que "bajo el escenario base el sistema bancario español probablemente resistirá las consecuencias de la crisis a pesar del severo deterioro económico".

En concreto, bajo este escenario principal contemplado en los pronósticos de la institución, los requerimientos de capital del sistema financiero español sumarían algo más de 7.000 millones de euros, de los que 1.000 millones afectarían a la banca y la cifra restante a las cajas, una cantidad "pequeña" en comparación con el ratio de capitalización Tier 1 de 99.000 millones en el caso de los bancos y de 78.000 millones en el de las cajas de ahorros, según afirmó el consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y de Mercados de Capitales del FMI, José Viñals.

Sin embargo, el FMI tiene en cuenta también la posibilidad de un empeoramiento de la coyuntura económica,en el que se produciría una recaída de la actividad y un incremento del desempleo hasta el 24,5% en 2011, un nivel similar al de 1994, mientras que los precios de la vivienda registrarían descensos adicionales del 15% este año.

"Bajo estas circunstancias, los préstamos en riesgo de mora podrían alcanzar el 7,8% en 2011 en el caso de la banca comercial y el 7,1% para las cajas de ahorros", pronostica la institución.

De este modo, el FMI concluye que las necesidades de capital de las entidades españolas será "pequeña" bajo su principal escenario, a pesar del "severo deterioro de la economía", mientras que en caso de un empeoramiento los 22.000 millones de euros estimados serían una cantidad "relativamente pequeña" respecto al conjunto del sistema y, especialmente, frente a los 99.000 millones puestos a disposición por el Gobierno a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

A este respecto, el Fondo señala que hasta la fecha sólo se han aprobado tres planes de reestructuración bajo el auspicio del FROB, en los que han participado ocho cajas, por lo que destaca la importancia de que se ponga en marcha el proceso de restructuración del sector antes de finales de junio, fecha en la que expira el FROB.