Un consorcio liderado por la compañía estadounidense Energy Solutions y en el que participa la japonesa Toshiba-Westinghouse mantiene negociaciones con eléctricas europeas y británicas para competir con British Energy en el desarrollo de las nuevas plantas nucleares en el Reino Unido, según The Times. La aparición de este competidor se produce en un momento en el que British Energy, controlada en un 35% por el Estado, se encuentra en un proceso que podría llevar a su adquisición por parte de alguna de las más importantes eléctricas europeas. Según publicó la semana pasada la prensa, la francesa EDF y la alemana RWE han presentado sendas ofertas que valoran la compañía por encima de los 11.000 millones de libras (13.755 millones de euros, al cambio actual).