Un 80% de los servicios públicos básicos eran accesibles a través de Internet en España en 2009, lo que supone un avance frente al 70% de 2007 y sitúa a la administración española por encima de la media europea (74%) en lo que se refiere a los servicios "on line". Según los últimos datos de Eurostat para 2009, que recoge el Instituto de Estudios Económicos (IEE), Austria, Portugal, Reino Unido y Malta. Eslovenia y Suecia presentan un 95%, al tiempo que Estonia y Finlandia se sitúan en torno al 90%.