El banco suizo UBS ha reformulado su pérdida neta de 2008, que resultó ser 1.190 millones de francos suizos (US$1.020 millones) superior a lo anunciado previamente, debido principalmente a su acuerdo de 780 millones de dólares con el Departamento de Justicia estadounidense y Comisión de Valores y Bolsa -SEC, por sus siglas en inglés-. El grupo dijo que su pérdida neta de 2008 asciende ahora a 20.890 millones de francos suizos, frente a la pérdida de 5.250 millones de francos en 2007. UBS dijo que a parte de los acuerdos alcanzados con el Departamento de Justicia y la SEC, la nueva cifra también incluye la valoración al 30 de septiembre por parte del Banco Nacional Suizo de titulizaciones por unos 7.800 millones de dólares aún sin transferir a SNB StabFund por UBS.
El banco UBS anunció hoy una corrección en sus resultados financieros de 2008 y precisó que su pérdida neta fue de 20.900 millones de francos (unos 14.200 millones de euros) y no de 19.700 millones, como había asegurado. El ajuste de la cifra está relacionado con la multa pagada por UBS en Estados Unidos, como parte de la solución de un litigio contra su filial en ese país, por haber ayudado a clientes a defraudar al fisco.

Para llegar a un arreglo, el establecimiento helvético acordó el pago de 780 millones de dólares y levantar el secreto bancario de unos 300 clientes sospechosos.

En un comunicado, UBS señala que su informe anual difiere de las cifras publicadas el pasado 10 de febrero, ya que entre tanto se tomaron en cuenta ciertos factores que tuvieron un impacto de 1.190 millones de francos en el resultado neto.

Asimismo, el banco alude a la "fijación por parte del Banco Nacional de Suiza de la valoración al 30 de septiembre de 2008 de alrededor de 7.800 millones de dólares de títulos todavía no transferidos de UBS a StabFund".

Este último es el fondo especial creado por el Gobierno suizo para recibir los títulos sin liquidez de UBS -provenientes principalmente de sus inversiones de riesgo en el mercado estadounidense- y así permitir su viabilidad financiera.

Se estima que ese fondo albergará unos 40.000 millones de francos (unos 27.100 millones de euros) de "activos tóxicos", cuando éstos se terminen de transferir.