UBS afirma que la decisión de GM de no vender Opel le permite ser "más constructiva" hacia Magna (MGA), la cual puede concentrarse ahora en sus operaciones centrales a medida que mejoran las ventas de vehículos livianos. La firma mejoró de "neutral" a "comprar" su recomendación para la acción de Magna y destacó que la ganancia por acción de 45 centavos durante el tercer trimestre contrastó con las expectativas de una pérdida, gracias a ingresos mejores que los esperados en Norteamérica y a sus recientes esfuerzos de reestructuración. La acción avanzaba el 10% a 48,91 dólares.