UBS  detalló el martes sus objetivos financieros a medio plazo en su intento por regresar a la rentabilidad después de una racha de pérdidas trimestrales. Sin embargo, el banco con sede en Zurich advirtió a los inversores de que la reestructuración será larga. "La transformación que estamos emprendiendo es fundamental y no se producirá rápidamente. Estoy determinado, sin embargo, a construir una empresa para un beneficio sostenible y no una centrada sólo en las expectativas a corto plazo", dijo el consejero delegado de UBS, Oswald Gruebel.