La entidad helvética UBS podría recortar unos 8.000 empleos, como consecuencia de la crisis de las hipotecas subprime. En el primer trimestre del año, UBS anunció pérdidas por un importe de 11.400 millones de dólares. La firma eliminará entre 2.500 y 3.000 empleos en su negocio de banca de inversión, más de un 10% de su división, según han confirmado dos fuentes cercanas a la operación a Bloomberg.