UBS Investment Bank ha anunciado el lanzamiento de un índice referenciado al "efecto invernadero" que, mediante contratos de futuros, permite al inversor gestionar su exposición a los efectos de las emisiones de CO2. El nuevo índice UBS Greenhouse Index (UBS-GHI) incluye activos meteorológicos y de control de emisiones, de modo que el inversor puede controlar su exposición a las emisiones de gases que provocan efecto invernadero y su influencia en el clima. En el mercado de futuros de Chicago, el mayor de Estados Unidos, se negocian los contratos sobre el "grado de calentamiento diario" y el "grado de enfriamiento diario".