El banco suizo UBS está estudiando separar su negocio de banca de inversión del resto de la entidad y situar su sede fuera de Suiza.

UBS llevaría a cabo esta deslocalización en un esfuerzo por frenar la presión de los reguladores, que quieren evitar que se pueda producir un nuevo rescate como el de 2008, según informa 'The Wall Street Journal'.

Las fuentes del diario estadounidense afirman que UBS prevé trasladar su banco de inversión, que sufrió pérdidas millonarias durante la crisis financiera y tuvo que ser rescatado por el banco central suizo, a Londres, Nueva York o Singapur, donde tendría capital propio y estaría supervisado por los reguladores locales.