UBS ha elevado el precio objetivo de Arcelor un 18% hasta los los 56,6 euros. La siderúrgina ha asegurado en un comunicado que no tiene intención de incrementar sus producto en el tercer trimestre, a pesar del sólido crecimiento económico que observan en Europa Occidental, de la continuidad de la situación boyante en el mercado de acero en Europa del Este y de la creciente tensión registrada en los mercados de mineral de hierro y chatarra.