El banco suizo UBS, hasta el momento la mayor víctima de la crisis 'subprime' con pérdidas superiores a 37.000 millones de dólares (23.488 millones de euros), ha admitido que podría registrar pérdidas adicionales vinculadas a la las posiciones que la entidad aún mantiene en el mercado hipotecario de EEUU. "Continuamos manteniendo posiciones expuestas al mercado hipotecario residencial de EEUU y podríamos registrar pérdidas adicionales relativas a esas exposiciones", afirma el banco. Asimismo, la entidad helvética admitió que mantiene posiciones en otros activos que "han sido o podrían verse afectadas de forma negativa" por las actuales turbulencias financieras.
La entidad asegura que "hemos registrado y en el futuro podríamos registrar nuevos ajustes negativos en el valor de estos activos y en otras clases de activos ante la extensión de los efectos de la crisis en los mercados de crédito". Además, UBS advirtió de que cuenta con activos vinculados a compañías aseguradoras de bonos o 'monolines' que podrían verse salpicados por pérdidas si "persisten o se incrementan las dificultades en el sector de las 'monolines'". Las acciones del banco suizo sufrían una caída del 2,94% en la Bolsa de Zurich a media jornada y volvían a desatar el temor entre los inversores europeos, que hoy no cuentan con la referencia de EEUU ante el cierre del Wall Street por la celebración del 'Memorial day'. capital en millones El pasado jueves UBS anunció una nueva ampliación de capital por importe de 19.970 millones de francos suizos (9.865 millones de euros), casi 5.000 millones de francos más que la anunciada anteriormente, de 15.000 millones de francos suizos (9.267 millones de euros). Según anunció el grupo en un comunicado, se emitirán 760 millones de nuevos títulos. Cada título cuenta con un derecho de suscripción, y con el ejercicio de 20 derechos se pueden suscribir 7 nuevos títulos a un precio de 21 francos suizos por acción. Este precio de suscripción supone un descuento del 31,4% con respecto al precio de cierre de los títulos de UBS en la bolsa suiza del pasado 21 de mayo, de 30,64 francos suizos por título. La ampliación de capital fue suscrita en su totalidad por JPMorgan, Morgan Stanley, BNP Paribas y Goldman Sachs el pasado 1 de abril y obtuvo el visto bueno de los accionistas el pasado día 23 del mismo mes.