El grupo turístico alemán TUI y la empresa de cruceros Carnival han decidido suspender sus planes para crear una compañía conjunta de barcos para viajes de recreo debido a las trabas derivadas de la legislación antimonopolio. TUI informó hoy de que la creación de la nueva empresa no se podrá ejecutar antes de que finalice el año fiscal de Carnival por cuestiones de la competencia y, en este caso, la operación pierde rentabilidad, ya que cambian las condiciones fiscales. La compañía germana agregó que, por este motivo, ambas empresas decidieron no continuar sus planes en la forma actual, por lo que retirarán las solicitudes presentadas en los organismos de la competencia.